¿Qué quieres buscar?

Hanova, fabricante de sobres adhesivos, sobres de polietileno, sobres de seguridad y bolsas con cierre a presión.

La política comercial de Hanova es inequívoca desde 1999. La comercialización de sus productos se realiza a través de su red de distribuidores y socios por todo el mundo. Nuestro servicio comercial especializado y nuestra logística optimizada nos permiten adaptar la calidad de nuestra prestación a las exigencias de los clientes de nuestros distribuidores.

Para ser aún más eficaces a la hora de asesorar a nuestros clientes y prestar más atención a la situación del mercado, hemos desarrollado una nueva oferta de servicios para distribuidores: formación de fuerza de ventas, sesiones comerciales, asesoramiento y visitas sobre el terreno, catálogo y ofertas personalizadas… El éxito de nuestra empresa sólo es posible a través del éxito de nuestros socios.

El buen hacer y la diferenciación de Hanova son fruto de la capacidad de la empresa para desarrollar soluciones y métodos de producción cada vez más técnicos para responder a necesidades cada vez más precisas, en materia de seguridad, estanqueidad, ecología o practicidad.

Si bien cada pedido es único, algunos productos habituales requieren estar disponibles en stock, en aras de la comodidad de nuestros distribuidores. Por lo tanto, contamos con más de 1.000 m2 de almacenaje destinados a esos productos que consideramos estándar.

 

El buen hacer y la diferenciación de Hanova son fruto de la capacidad de la empresa para desarrollar soluciones y métodos de producción cada vez más técnicos para responder a necesidades cada vez más precisas, en materia de seguridad, estanqueidad, ecología o practicidad.

Si bien cada pedido es único, algunos productos habituales requieren estar disponibles en stock, en aras de la comodidad de nuestros distribuidores. Por lo tanto, contamos con más de 1.000 m2 de almacenaje destinados a esos productos que consideramos estándar.

 

Desde 1999, Hanova sigue desarrollándose gracias a una política constante de investigación y desarrollo: nuevos materiales, nuevas técnicas de montaje, optimización de la producción, adaptación de los procesos existentes a las demandas de los clientes… Esto se traduce en una inversión constante, ya sea en maquinaria o infraestructura.